044 (81) 2567-5322 [email protected]
¿Tienes una duda? Escríbenos un Whatsapp Clic aquí

Tengas mucho o poco talento para el diseño, esta es una lista de algunos tips básicos que recomiendan los profesionales y seguro te pueden servir para redecorar algún espacio de tu casa. Además, son lo bastante simples para que cualquiera de nosotros los podamos aplicar.

1.- Crea una patrón armónico: Comienza con tu paleta de colores

Para una remodelación de pies a cabeza, el primer paso es crear una paleta de colores.

¿Qué es una paleta de colores? Básicamente se trata de un conjunto de colores que armonizan o contrastan sin fricción, y crean cierta sintonía decorativa.

¡Adobe tiene una herramienta increíble para crear tu paleta de colores! Es bastante intuitiva, y puedes jugar fácilmente hasta que encuentres la combinación que más te guste.

Para aplicarlo a tu casa, puedes empezar con un esquema de color básico para toda la casa y después irte de cuarto en cuarto haciendo pequeñas variaciones.

2.- Para agregar vida a un cuarto, prueba una paleta de colores con mucho contraste

Una paleta de colores con muchos contrastes modifica el modo en que se perciben los colores en interacción de una habitación, y por lo general producen un efecto vibrante y en armonía. Además, las combinaciones con contraste suelen ser más dinámicas, llamativas e interesantes.

¿Tienes problemas en escoger un color base? Prueba el verde. Es un color que naturalmente nos atrae, ya que nuestra mente lo identifica y relaciona con la vida. Además, es eso por lo que nunca pasa de moda.

Para aumentar el contraste, puedes buscar resaltarlo con paisajes de tonalidad llamativa, e incluso puedes probar otras texturas, utilizando cuadros de diferentes materiales al tradicional canvas.

3.- Para cambiar el color de una pared, usa la regla 50/150

Si parte de tu redecoración implica cambiar el color de una pared, esto puede ser retador. Especialmente cuando la pared viene ya pintada en algún color fuerte.

Una de las mejores soluciones para “borrar” una pared y pintarla de nuevo es utilizar la mezcla 50/150:
Para una perfecta combinación de colores, mezcla el 50% de una pintura que es más clara que la base y otro 150% de una pintura más obscura. Este es el mecanismo más seguro para quitar una base de pintura de una pared, y también es una forma muy arquitectónica de usar el color.

4.- Haz más divertidos a tus espacios: Sigue la regla de los números impares

Tal vez te resulte familiar a la regla de los tercios en la fotografía… La idea básica de las reglas es que los detalles y los objetos estén acomodados o agrupados en números impares. Es más atractivo y efectivo que los los números pares, básicamente porque ayuda a crear más interés visual.

Tener objetos agrupados en diferentes medidas, formas y texturas es una buena manera de elevar la complejidad de tu uso de los números impares… Sin embargo, también es importante que busques que exista algo similar entre ellos: algo que los asocie, como pudiera ser la naturaleza, algún hábitat similar, o un ambiente urbano.

Observa la imagen de abajo como ejemplo.

Como puedes ver, hay tres bases de diferentes alturas y el material principal es similar – mimbre y vidrio – pero aún así existen diferencias muy sutiles en sus elementos, como la arena, el agua y la textura de los limones.

No existe una sola regla básica, y puede que no funcione en todas las ocasiones. Si este agrupamiento no funciona para ti, sigue tu instinto. La meta es asegurarnos que nada luzca uniforme, y por ende aburrido.

5.- Intensifica los colores neutrales con texturas

Una decoración con colores neutrales puede ser interesante. Para lograrla puedes combinar distintos materiales y texturas a tu gusto ya que sólo será una base a tu estilo de decoración.

Una excelente  recomendación es que puedas crear una especie de lienzo o base en colores neutros  y luego con los muebles lo pueda personalizar completamente. Si aplicas los colores en el espacio directamente (paredes, techos y suelos) te será muy provechoso para adaptar el espacio a tu estilo decorativo.

Es la opción más práctica para quienes cambian de parecer de vez en cuando. 

 

6.- Permite que el dorado y el plateado combinen

Puede ser que al principio esta combinación te parezca exagerada, pero aunque no lo creas son el complemento perfecto para equilibrar decoraciones más modernas y contemporáneas. Con un toque clásico, además te darán un toque de distinción y elegancia.

Lo mejor de todo es que puedes decorar cualquier espacio de la casa con ellos. Los acabados metálicos ya tienen mucho brillo, pero con su lustre crearán un impacto más grande en una variedad de colores. 

7.- Deja que tu espacio asigne la ubicación de los muebles.

Si el tamaño del espacio asigna donde van los muebles, piensa en los muebles de manera estratégica. Si la habitación es pequeña, ya te habrás dado cuenta de lo difícil que resulta amueblar los espacios reducidos.

Los muebles que te gustan, no te caben; y los que te caben, no te gustan, o no van con el resto de la decoración, etc… Hay que esforzarse por encontrar los muebles adecuados, pues pueden convertirse en tus principales aliados a la hora de remodelar la habitación.

Comienza por buscar piezas prácticas que también te gusten. No se trata solo de tener una cinta métrica en mano o de que compruebes que te caben en el rincón donde quieres ponerlos. Más bien tendrás que buscar diseños ligeros, que no pesen mucho visualmente.

En esta foto, a pesar de ser comedor y sala en un misma habitación, no lucen apretados. Los muebles están en su lugar y el blanco crea una ilusión de ser más espacioso de lo que realmente es. Tiene una decoración con mucho contraste sin lucir exagerado.

8.- Encuentra el punto focal de tu habitación

El punto focal de una habitación es su característica más importante. Es a lo que tus ojos se sienten atraídos primero naturalmente cuando entras a la habitación y todo lo demás lo complementa.

Si estás perdido en cómo comenzar a decorar un cuarto, encontrar su punto central puede ser un buen inicio. Si tu habitación no tiene un punto focal, aquí te dejamos algunos tips y opciones para crearlo:

  • Pinta una pared de diferente color: Llénala de accesorios como cuadros de arte o repisas. Decide para qué quieres usar esa habitación, y crea su punto focal alrededor de ello.
  • Usa un mueble grande: Como una obra de arte, un sillón o un espejo como tu punto focal. Una vez que hayas encontrado el punto focal, úsalo como color principal en los elementos de los demás objetos en el resto de la habitación.

En la foto de arriba, el punto focal – la chimenea – es blanca. Las paredes rojas hacen que resalte y las velas blancas, las orquídeas y las bases alrededor hacen un gran complemento con la chimenea.

En esta foto, las bases, ventanas y los sofás cumplen con este propósito. Una vez que tienes tu punto focal, un eje central ayuda con el balance en la habitación.

El eje central es el núcleo de la distribución del cuarto.  No necesita estar exactamente en medio de la habitación, aunque a veces ese es el caso en algunas casas.

9.- Considera tu espacio negativo

En el diseño el espacio negativo es el área en donde no está colocado ningún objeto, y algunas veces menos es más.

Lo más común, es esa área en blanco de tus paredes. Suena muy tentador llenar cada rincón del espacio con algún objeto, pero a veces el espacio negativo habla por sí mismo.

Entrénate a ti mismo para buscar esos momentos en tu propio hogar. Decorar con espacio negativo puede ser un poco complicado, pero hay algunas maneras para que cualquiera lo pueda hacer:

  • Evita el desorden: Este es probablemente la más común y mejor manera de hacer el mayor espacio negativo. Una gran pila de cosas pueden quedar perfectamente en tu mesa, pero eso no significa que todo tiene que ir ahí. Haz el experimento de dejar algo de espacio (algo de espacio negativo).
  • Se intencional: Asegúrate de que el espacio negativo tenga un propósito. Tal vez puedas dejar un espacio vacío para acentuar un área decorada cerca de ahí y el espacio negativo puede crear un diseño interesante.
  • Observa las figuras: Dos figuras contrastantes pueden crear un atractivo espacio negativo. Para ser más claros, no solo se trata de buscar lugares en donde puedas eliminar cosas, se trata de buscar lugares que se vean genial aún y cuando estén vacíos. Se trata de considerar la función que tienen los lugares vacíos entre los objetos.

Si  no te sientes muy cómodo en dejar espacios en blanco o “espacios negativos”, una manera de llenarlos sin saturarlos es agregar un canvas o fotografías, así le das un toque sencillo y limpio.

10.- Crea capas con tu iluminación

La iluminación puede ser todo, pero aquí te decimos lo que debes de considerar cuando no sabes mucho al respecto.

Primero, aprende los 3 tipos básicos de iluminación:

  • Iluminación ambiente: También es llamada “iluminación general” y es la iluminación destinada a iluminar uniformemente una habitación.
  • Iluminación directa: Como su nombre lo dice, está dedicada a iluminar un lugar en específico. Una lámpara en la sala puede iluminar el área de lectura; las luces debajo de un gabinete en una cocina, sirven para iluminar las estanterías.
  • Iluminación de acentuación: Estas luces están dedicadas para resaltar un objeto en particular. Puedes encontrarlas en una exposición de arte, por ejemplo.

Al añadir diferentes tipos de iluminación le agregas dimensión a tu cuarto. Comienza con luces de ambiente en cada cuarto, después considera cómo usar usar iluminación directa o de acentuación.

Más allá de estos tips básicos, probablemente querrás que tu casa luzca con tu propio estilo. Esta guía te ayudarán a empezar, pero también se trata de que ajustes estos consejos a tu estilo único.

Utiliza estos tips para comenzar. No tengas miedo de romper las reglas y seguir tus propios instintos.

La idea es inspirarse…

¿Tienes cualquier duda, comentario, o idea? ¡Déjanos ayudarte, o ayúdanos tu a nosotros! Escríbenos por facebook.